Hipopigmentación post-inflamatoria

HIPOPIGMENTACIÓN POST-INFLAMATORIA (HPI)
Autores: Dres Sergio Moreno Palma, Mar Tapias Terre, Josep Manel Casanova Seuma

Causa
-Se origina debido a un daño cutáneo intrínseco o externo que produce una pérdida de melanocitos funcionales o incluso a la destrucción de los mismos. Se altera la producción de melanina, el transporte de melanosomas y la transferencia de éstos a los queratinocitos.
-El mecanismo patogénico probablemente sea colateral al que originó la enfermedad de base. La misma reacción inmune o inflamatoria que produjo la inflamación de la piel podría dañar de forma reversible los melanocitos residentes. En la mayoría de las ocasiones, los responsables del daño de los melanocitos serían las células T CD8+, que no actuarían como citotóxicas, sino que liberarían interleucina-17, IL-22 y TNF-α, inhibiendo la melanogénesis (Prinz JC, 2020).
-Un gran número de dermatosis pueden ser las responsables de su aparición, entre ellas la psoriasis en placas o en gotas, la dermatitis atópica, las dermatitis de contacto o el eczema seborreico, la sarcoidosis o el lupus eritematoso. La sífilis secundaria puede ser igualmente causa de hipopigmentación secundaria (Ciupińska M, 2021).
Epidemiología
-Trastorno cutáneo muy frecuente, más evidente en personas de piel morena. En Egipto, la prevalencia de hipopigmentación entre la población infantil fue del 45,4% (Khater MH, 2021).
-Puede aparecer a cualquier edad y afecta a ambos sexos por igual.
-En los niños las causas más frecuentes de manchas hipopigmentadas son los nevos acrómicos, la pitiriasis alba faciei y la hipopigmentación post-inflamatoria (Ruiz-Maldonado R, 2007). Las más importantes y graves serían las manchas hipomelanóticas de la esclerosis tuberosa.
Clínica
-La hipopigmentación por lo general es asintomática y benigna.
-Habitualmente se manifiesta como máculas hipopigmentadas de bordes mal delimitados, a diferencia de las máculas del vitíligo que son blancas como la leche y están bien delimitadas.
-El tamaño, la forma y la localización de las lesiones hipopigmentadas se correlaciona en muchos casos con la distribución y configuración de la dermatosis inflamatoria original. Así, la hipopigmentación secundaria a una dermatitis atópica se manifiesta principalmente en los grandes pliegues axilares e inguinales y en la región antecubital y en el hueco poplíteo; la de la psoriasis en placas en las superficies extensoras de los antebrazos y en la región pretibial; mientras que la hipopigmentación secundaria a una psoriasis en gotas suele tener una distribución más diseminada. En el caso de una HPI secundaria a una tiña suele manifestarse por una o pocas máculas hipocrómicas circulares, asimétricas, situadas en zonas descubiertas de la cara o los antebrazos.
-Es importante una anamnesis y un examen físico completos, centrados en la distribución de la enfermedad causante de la HPI y los hallazgos morfológicos (Saleem MD, 2019).
-Se debe diferenciar de las otras causas de hipopigmentación como son el vitiligo, la pitiriasis alba faciei y la tiña versicolor (Plensdorf S, 2017).
Evolución
-Suele desaparecer en pocas semanas una vez ha remitido la dermatosis.
Tratamiento
-Una vez instaurado un tratamiento eficaz para el trastorno inflamatorio subyacente, la hipopigmentación suele resolverse gradualmente. La exposición al sol o la fototerapia UVB pueden ser útiles, aunque a veces el bronceado también acentúa el contraste con la piel normal (Madu PN, 2020).

Bibliografía
-Prinz JC. The Woronoff Ring in Psoriasis and the Mechanisms of Postinflammatory Hypopigmentation. Acta Derm Venereol. 2020; 100:adv00031.
-Ciupińska M, Skibińska J, Sikora M, Blicharz L, Kotowska M, Rudnicka L. Nonscarring Alopecia and Hypopigmented Lesions May Be Unusual Signs of Secondary Syphilis. Skin Appendage Disord. 2021; 7:203-205.
-Khater MH, Abbas RA, Elshobaky OA, Khashaba SA. Prevalence of Hypopigmentary Disorders in Primary School Children in Zagazig City, Sharkia Governorate, Egypt. J Cosmet Dermatol. 2021. doi: 10.1111/jocd.14192.
-Ruiz-Maldonado R. Hypomelanotic conditions of the newborn and infant. Dermatol Clin. 2007; 25:373-82). La más importante y grave serían las manchas hipomelanóticas de la esclerosis tuberosa.
-Saleem MD, Oussedik E, Picardo M, Schoch JJ. Acquired disorders with hypopigmentation: A clinical approach to diagnosis and treatment. J Am Acad Dermatol. 2019; 80:1233-1250.
-Plensdorf S, Livieratos M, Dada N. Pigmentation Disorders: Diagnosis and Management. Am Fam Physician. 2017; 96:797-804.
-Madu PN, Syder N, Elbuluk N. Postinflammatory hypopigmentation: a comprehensive review of treatments. J Dermatolog Treat. 2020; 20:1-5.